Mi primera raya

Nunca me olvidaré de la primera vez que vi una raya bajo el agua. Fue en Bonaire,  después de haber hecho unas cuantas inmersiones, cuando el instructor decidió hacer una más ruda, por el lado Noreste de la isla, muy cerca del faro de Spelonk. La entrada al “sitio” de buceo era rocosa, muy abrupta (por algo no estaba marcado como tal en el mapa).   Leer más...